Calidad en la Gestión de los Servicios de la Salud

Home > Knowlege Experiences > Calidad en la Gestión de los Servicios de la Salud

Por: Mtro. Irving Jair González Joachin

Para hablar de calidad podemos mencionar varios términos en base a la satisfacción del cliente, pero al hablar de la calidad en los sistemas de salud tenemos entender que esta se alcanza mediante mediante la implantación de esquemas y normas para la detección de problemas interno que puedan detonar en problemas y se vea afectada la calidad de atención y desprestigio de la propia instalación hospitalaria.

En el área de la salud, las situaciones de problemas son muy comunes. Es un problema muy grave y tan común que llega afectar a la mayoría de los países.  Hay que tener en cuenta que cada país o región tiene diferentes tipos de situaciones problemáticas.

 

Cada país o región, mediante sus instalaciones y sistemas de salud tienen maneras distintas para resolver los problemas nacientes o situaciones que afecten a cada una de sus poblaciones. De esta manera cuidan la integridad de su sistema de salud y da una mejora en la calidad de atención a este.

 

Como los problemas en el sistema de salud están al día, la innovación y resolución de estos mediante sus plantillas tiene que darse periódicamente, para así estar a la vanguardia en dar una mejor calidad de atención de parte del sistema a los pacientes. En este trabajo remarcamos la manera correcta y concreta para saber dar una solución a los problemas que aquejan al sector salud. La forma en que los profesionales de la salud tienden a dar la solución es el reflejo de la calidad de atención de dicha institución.

 

Podemos dar una gran variedad de respuestas cuando alguien nos pregunta una definición de la palabra calidad, pero la más compleja sería “hacer las cosas correctas y hacerlo correctamente”. Esta definición tiene numerosas implicaciones. Implica que alguien tiene que hacer lo correcto en una determinada situación y también que debe saber cómo hacerlo.

Tomando en cuenta esta definición y su contextualización, podemos entender que en las distintas ramas de las actividades humanas se han ido desarrollando bases de conocimientos, reglas y/o dogmas para el desarrollo de estas actividades. Estos conocimientos, reglas o dogmas suelen revisarse de manera periódica, esto con el fin de darle una mejor calidad de realización a estas actividades y para obtener esta calidad es necesario la revisión de estas normas periódicamente.

 

En los sistemas de salud la calidad depende de la interacción interna, óseas profesionales de la salud, px con sus familiares, gestores y administradores sanitarios. Pero también debería depender de otros factores, que brindan el apoyo en menor instancias como lo son instituciones formadoras y otros campos relacionados con la salud y política. Existen estudios y artículos que hablan de la importancia de la calidad en los sistemas de salud, uno muy conocido sería un estudio realizado en el 2006 que hablaba de la calidad de atención a los pacientes, demostrando que el 9.3% de los pacientes que ingresan en los hospitales de España habían padecido al menos un efecto adverso relacionado con los sistemas de asistencia sanitarias.  Entre otras cosas, este estudio también demostró que el 45% de los EAs se consideraron leves, el 38,9% moderados y el 16% graves. Y que el 84,2% de los EAs que estaban relacionados con el diagnóstico, el 55,4% de los relacionados con las infecciones hospitalarias y el 52,0% con los cuidados se consideraron evitables. El promedio de días de hospitalización adicionales provocados por los EAs fue de 6,1 días adicionales por paciente, de los cuales 2,2 días lo fueron por EAs evitables. Datos similares han sido publicados en estudios semejantes realizados en varios países desarrollados. Informaciones sobre los efectos adversos de la asistencia sanitaria aparecen con frecuencia en los medios de comunicación. La mayor parte de las veces, se refieren a casos individuales y suelen adoptar un marcado sesgo sensacionalista.

 

Con la atención a la salud, se presentan continuamente problemas que se pueden mejorar. Una actividad básica para mejorar consiste en no perder mucho tiempo en debates, sino orientarse a resolver problemas concretos:

Detectar

Una manera muy eficaz en la detección sería la detección y priorización del problema utilizando los siguientes putos.

  • Escuchar: es muy útil escucha a quienes entran en contacto con la organización o los que estén a primera línea del problema.
  • Registrar y analizar: se tiene que registrar minuciosamente el asunto y posterior mente realizar un análisis en las actividades y programas de las unidades hospitalarias, a si como el historial clínico.
  • Diagramas: hacer diagramas de flujo para detectar puntos de riesgo.
  • Elaborar o consultar estadísticas o indicadores.
  • Realización de encuestas específicas.
  • Ideas: impulsar métodos de consenso como una lluvia de ideas.

 

Priorizar

Una vez que los problemas han sido detectados e identificados suele ser conveniente priorizarlos. Para ello se suelen tener en cuenta criterios objetivos, entre ellos el número de personas afectadas, la gravedad del problema, la existencia o no de soluciones y el tipo de éstas, los costos de las mismas, criterios subjetivos, entre ellos: el impacto del problema en los medios de comunicación, la alarma generada, los efectos sobre el prestigio del establecimiento, la red o el sistema de salud, o sobre los directivos de la misma, las reacciones de determinados. Por tanto, priorizar un determinado problema de salud en relación a otros no es tan solo un ejercicio técnico o racional, sino que incorpora elementos discutibles y que, normalmente, serán discutidos de modo que quien asuma esa decisión ha de estar dispuesto a explicar los motivos, el proceso y las consecuencias esperables.

 

Definir estándares

La forma más fácil y eficaz de definir qué es lo políticamente correcto es consultar con un criterio denominado criterio experto, el cual mencionar indicadores y caracteres que del problema en cuestión o semejantes y en base a eso dar la solución.

 

 

Conclusión

 

Como anteriormente mencionamos, la capacidad de resolver situaciones problemáticas por parte del personal de salud es el reflejo de la calidad de la institución. Existen distintas formas de abordar una situación problemática o hacer notar la calidad del servicio del área de salud, pero durante el desarrollo de este trabajo (ensayo) mencionamos la manera más fácil y eficaz para dar el abordaje necesario a la resolución de problemas constantes.

 

Para mencionar la manera más fácil y eficaz que planteamos en el trabajo es necesario entender que se va a desarrollar en dos puntos que es el de detectar y priorizar.  Obteniendo estos dos puntos, el profesional de la salud podrá rastrear y darle la importancia que se requiera a dicha situación, a su vez tener una mejor comunicación con el personal, mediante la realización de encuestas o simplemente estar más en contacto con el personal del área donde se suscitó dicho problema. Entre más rápida sea la respuesta en cuanto a la resolución más satisfactorio suele ser para el personal ya que demuestra que sus normativas e indicadores funciona y se está en el margen de la calidad deseada.

 

 

 

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
Calidad UO