¿Qué necesitas saber antes de traducir?

Home > Content > ¿Qué necesitas saber antes de traducir?

El camino del traductor ¿Qué necesitas saber antes de traducir?

L.I Samantha de los Ángeles Domínguez Aldama

 

La traducción me ha llamado la atención desde que egresé de la universidad. Me cautivaba ver cómo un texto en inglés se transformaba en uno en español, el cuidado que se necesitaba para traducir términos y mantener la intención comunicativa del autor, además de respetar el mensaje original. Así que por un tiempo me dediqué a traducir textos especializados, en el cual aprendí mucho sobre temas de bioquímica y medicina. Sin embargo, jamás había reflexionado sobre lo que se necesita para ser traductor, sólo traducía y ya.

Después me enfoqué exclusivamente a la enseñanza y por fortuna durante los seis años que he sido docente me ha tocado impartir asignaturas como morfosintaxis, semántica y pragmática. Las cuales son áreas de estudio representativas de la lingüística. La morfosintaxis, mi favorita, estudia la estructura de la lengua; la semántica, estudia el significado; mientras que, la pragmática se enfoca en el uso que el hablante da a la lengua. Estas disciplinas las enseñé como áreas de conocimiento sin interrelación, hasta que volví a la traducción, pero desde el punto de vista docente, y de repente todas las piezas encajaron.

Por fin he comprendido cuál es el papel que tiene cada área de la lingüística en la traducción, y cómo se van relacionando hasta llegar a un todo. Por un lado, en la lengua de origen, una oración se une a otras para formar párrafos y éstos a su vez se unen para formar textos con una intención comunicativa y un sentido o mensaje a trasmitir, mientras que, por el otro, el traductor determina qué tipo de texto es, cuál es el mensaje, cuál es la intención, cómo se estructuran los párrafos y si hay términos especializados, es decir, un traductor hace un proceso a la inversa para luego reconstruir el texto en la lengua meta.

Entonces ¿qué necesitas saber antes de traducir? Lo que he aprendido a lo largo de mi camino como traductora y docente en la traducción es que ser fluido con los idiomas o tener un nivel avanzado de la lengua no te hace traductor ya que, además, requieres dominar las áreas lingüísticas que analizan los diferentes niveles de una lengua, tales como la gramática, el significado, los usos que le da el hablante sin dejar de lado el contexto sociocultural de cada idioma involucrado en el proceso de traducción. Es decir, un traductor comprende el sistema lingüístico y lo aplica en el análisis de un texto para luego reconstruirlo con el sistema lingüístico adecuado de otra lengua, siendo lo suficientemente hábil para conservar el mensaje, la intención y el tono del original; y al mismo tiempo logrando que el texto meta sirva como un texto original. Retador ¿verdad?

Así que te invito, si tu deseo es convertirte en traductor, a estudiar las lenguas más allá del verbo to be o del être y a expandir tu conocimiento hacia las ciencias lingüísticas para lograr ser un profesional.

 

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
Calidad UO