Violencias en el espacio digital: conocerlas es combatirlas

Home > Blog > Violencias en el espacio digital: conocerlas es combatirlas

Violencias en el espacio digital: conocerlas es combatirlas

De violencia se ha hablado mucho, desde aquel memorable día de marzo en el que las mujeres mexicanas se manifestaron en las calles para exigir el respeto a su vida y sus derechos, cada vez nos enteramos de más casos de niñas y mujeres que son víctimas de distintos tipos de violencia en los entornos que deberían ser espacios seguros.

Es desgarradora la frecuencia con la que las mujeres de todas las edades y condiciones son violentadas en su trabajo, su hogar, las calles, la escuela y con mucha más frecuencia de la que queremos aceptar, en los entornos virtuales.

Según datos de Statista.com en 2020, el 51,3% de los usuarios de internet son mujeres, este espacio de libertad y crecimiento para muchas, también es donde acechan peligros que aún no alcanzamos a reconocer por completo y menos aún a dimensionar su efecto.

 

¿Por qué las mujeres viven violencia en internet?

Es difícil determinar una sola causa, mucho tiene que ver con que muchos espacios digitales no están correctamente regulados por el estado, también por el anonimato que la red incorpora como uno de los elementos de su naturaleza.

Principalmente, podemos observar una causa: las mujeres son víctimas de violencia en cualquier ámbito, el internet no es más violento, en comparativa que las familias o los espacios de noviazgo o matrimonio.

Es solo diferente y por ello mismo tenemos que estar seguros de poder asimilarlo correctamente.

 

Hablemos de números

Según datos del estudio sobre ciberacoso realizado por INEGI (2020) el 21% de la población mayor de 12 años experimentó esta forma de violencia de género.

¡12 años! Estamos hablando de que niñas y niños que aún no concluyen la primaria están experimentando acoso, bullying, insinuaciones y propuestas sexuales en redes sociales, foros en línea y otros espacios.

El INEGI publicó porcentajes alarmantes en esta dirección, los comportamientos violentos que las usuarias han experimentado en mayor medida son insinuaciones o propuestas sexuales no deseadas (35,9%). Mientras que los usuarios experimentan contacto mediante identidades falsas en un 37.1%

 

Pongamos esto en perspectiva, por un momento.

¿Puedes recordar lector o lectora, cómo eras tú cuando tenías 12 años?

¿Cuáles eran tus pasatiempos, qué te gustaba hacer para divertirte?

¿Usabas redes sociales y qué tipo de interacciones tenías en esos medios?

Ahora, imagina que en tus espacios de diversión en internet, recibas mensajes ofensivos, experimentes bullying y te sientas vulnerable.

Tristemente, esta es la realidad de muchas personas, especialmente niñas y mujeres, pero también hombres.

 

Sigamos con la revisión:

 

Estos son los aspectos más mencionados por los participantes en el Módulo sobre Ciberacoso 2020 del INEGI según su sexo:

Mujeres:

  • Recibieron insinuaciones o propuestas sexuales 35.9%
  • Contacto mediante identidades falsas 33.4%
  • Recibir mensajes ofensivos 32.8%

 

Hombres:

  • Contacto mediante identidades falsas 37.1%
  • Recibir mensajes ofensivos 36.9%
  • Recibir llamadas ofensivas 23.7%

 

Adicionalmente, podemos mencionar que en el 57.8% de los casos reportados, no fue posible identificar a la persona agresora.

 

No sé qué opinen ustedes, pero a mi me parece asombroso (de la forma más negativa posible) que estos actos sean tan comunes, que día a día nos veamos violentadas y violentados en el uso del internet.

 

¿Qué se considera violencia cibernética?

Ahora, hablemos de las múltiples caras que tiene la violencia en línea

Además de las que hemos contemplado antes:

  • Ciberacoso o cyberbullying: Daño intencional o repetido infligido mediante el uso de medios digitales (las y los adolescentes son principalmente afectados)
  • Ciberacecho o stalking: Uso de medios electrónicos para acechar con intenciones maliciosas o amenazantes.
  • Compartir contenido en grupos en línea con la intención de avergonzar a alguien.
  • Doxing: Publicar información privada en línea para incitar a otras personas a acechar a la víctima.
  • Robo de identidad: Se usan fotografías o datos personales para suplantar a su propietario.
  • Distribución de imágenes o vídeos privados: una de las formas más comunes de coerción y manipulación.

Si bien, la naturaleza del ciberacoso suele ser sexual, también se presentan casos en los que las víctimas son avergonzadas por su aspecto físico, condición social, preferencia sexual, entre otras. Todos estos aspectos son igualmente graves y pueden provocar daño emocional y psicológico, además de consecuencias prácticas.

 

¿Cómo me protejo?

  • Utiliza contraseñas seguras y no las compartas: tu información personal es muy valiosa, cuídala.
  • Configura tus redes sociales para que sean privadas, así evitarás que desconocidos puedan acceder a tu información.
  • Supervisar el uso de internet de menores de edad, usar filtros parentales protege a los más pequeños mientras navegan.
  • Puedes optar por no fotografíar aspectos de tu vida o tu personalidad que puedan ser identificables (tu rostro, tu casa, etc)
  • Puedes establecer acuerdos de confianza y privacidad al momento de compartir fotografías o videos privados.
  • Puedes solicitar a la persona receptora que el contenido sea eliminado.

 

Por último te compartimos algunos aspectos a tener en cuenta en tus prácticas digitales:

  • No olvides que tienes derecho a expresar tu sexualidad, identidad y orientación en internet de cualquier forma que no afecte a las demás personas.
  • Tienes derecho a compartir aspectos de tu vida íntima con quien tu desees.
  • Tienes derecho a que se respete la privacidad de los contenidos que deseas compartir en privado.
  • Tienes derecho a exigir justicia en caso de que tu privacidad se vea comprometida, puedes exigir reparación del daño provocado por el mal uso de tu información y contenidos.
  • Recuerda que existen instancias gubernamentales y ONGs especializadas en brindar apoyo y orientación a quienes han sido víctimas de ciberviolencia.
  • Existen legislaciones vigentes que te protegen de este tipo de actos.

 

¿A quién puedo recurrir?

Unidades de policía cibernética en tu estado o localidad

Programas y espacios gubernamentales de protección a mujeres e infancias

La Universidad de Oriente cuenta con espacios de acompañamiento y apoyo para quienes sufren algún tipo de violencia

¡Acércate!

 

 

Fuentes

INEGI, Módulo sobre ciberacoso (2020), disponible en: https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2021/EstSociodemo/MOCIBA-2020.pdf

SEMUJERES, disponible en: https://www.semujeres.cdmx.gob.mx/violencia-cibernetica-contra-mujeres/identificala#:~:text=Medidas%20de%20prevenci%C3%B3n&text=Promueve%20y%20ejerce%20uso%20de,p%C3%A1ginas%20web%20y%20redes%20sociales.

 

 

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
Calidad UO