Plantas que escuchan y hablan

Home > Blog > Plantas que escuchan y hablan

También son seres vivos.

Cuántas veces nos dijeron “no arranques sus hojas porque les duele”, o la frase “ellas también sienten”... ¿Cómo era posible eso si no las escuché quejarse o sollozar? Desde los primeros años del colegio nos enseñan que las plantas son seres vivos como nosotros porque “nacen, crecen, ser reproducen y mueren”; pero, ¿es que acaso existirán en estos seres otras cualidades que se asemejen con los humanos?

 

“Porque si todas las plantas, flores, hojas y pájaros pasearan juntos,
habría una multitud danzando al son de la música”
Frances Hodgson Burnet

Una planta y un smartphone.

Imagina que pudieses comunicarte con las plantas utilizando un celular. Así es, ¡un celular! Esto fue lo que prepararon unos científicos de Singapur. El equipo de la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU) ha creado una forma de comunicación entre los humanos y las plantas. Los detalles fueron publicados en Advance Materials.

El avance se logró mediante el desarrollo de un pequeño material conductor, el cual permite a las señales eléctricas entrar y salir de la planta. El dispositivo puede utilizarse a través de un smartphone, nada menos.

Como se sabe, las plantas emiten señales eléctricas para responder a su entorno y muestran signos de angustia o mala salud. Los científicos descubrieron que estas señales se pueden aprovechar para ampliar las capacidades y funciones de las plantas.

Por ejemplo, ahora es posible que una Venus atrapamoscas agarre un pedazo delgado de alambre al enviar señales eléctricas a través de la planta. Solo se necesita un smartphone y un electrodo, que funciona como material conductor metálico.

“Los jóvenes son como las plantas: por los primeros frutos
se ve lo que podemos esperar para el porvenir”

Demócrito

 

 

Comunicación con plantas.

¿Cómo lo hicieron?

En el experimento, se pegó un electrodo de 3mm de ancho en una de las trampas de la Venus atrapamoscas con un adhesivo suave y pegajoso llamado termogel. Dicho pegamento se transforma de líquido a gel flexible a temperatura ambiente. El electrodo es inofensivo en la planta y no afecta su capacidad de realizar la fotosíntesis.

A los 1,3 segundos de que el teléfono inteligente enviara pulsos eléctricos al electrodo, la planta se cerró de golpe. Para llevar esto un paso más allá, los investigadores de NTU conectaron la Venus atrapamoscas a un brazo robótico y, alimentándola con señales eléctricas, hicieron que agarrara y recogiera un cable delgado de medio milímetro de grosor.

 

¿Qué sigue?

Los hallazgos podrían conducir a la creación de tecnologías basadas en plantas. Como, pinzas robóticas usadas por las plantas con el fin de recoger objetos frágiles y delicados que se dañarían con pinzas existentes.

La Venus atrapamoscas se comporta como un robot, controlado eléctricamente por humanos. Pero, dado que tarda 24 horas en volver a abrirse, sería más práctico construir artificialmente un agarre robótico inspirado en ella, mencionaron los investigadores.

Además, el electrodo también puede considerarse un sensor, capaz de detectar si una planta está en peligro cuando emite señales eléctricas anormales. Algo particularmente útil para los agricultores que deben estar alertas por si sus cultivos no están creciendo bien.

“La Naturaleza germina, florece, te habla.
Los rosales están ahí con su fragancia para alcanzarte.
Las flores abren sus corazones para mostrarte cómo abrir el tuyo”

Yogi Bhajan

 

Viendo hacia el futuro – Plantas vigilantes

El termogel puede adaptarse a la forma de las plantas, ya sean peludas, cerosas y con textura. Gracias a eso, el electrodo no se caerá cuando las plantas crezcan y se muevan en respuesta al medio ambiente.

Para ser un sensor eficaz, el electrodo debe estar correcta y completamente unido a las hojas, pues las señales eléctricas de las plantas son muy débiles. Los científicos asimismo lograron conectar el electrodo al tallo peludo de un girasol.

El equipo de NTU busca crear otras aplicaciones y “comunicarse” con más plantas mediante señales eléctricas.  Aparte de la salud vegetal, buscan utilizar a estos seres como sensores vivos en fábricas y áreas industriales. En caso haya una fuga de químicos tóxicos en esas áreas, las plantas detectarán problemas y sus señales lanzarían la alerta.

 

Otros inconvenientes por resolver.

Es importante destacar que la optimización de esta nueva tecnología podría permitir un diagnóstico precoz de distintas enfermedades y anomalías que afectan a los cultivos destinados para el consumo humano. En otras palabras, el dispositivo sería capaz de comunicarse en forma inteligente con la planta y monitorear cualquier reacción que podría indicar una patología a tratar y resolver.

En el mismo sentido, permitiría a los productores evaluar el progreso de los cultivos y la forma en la cual las soluciones desarrolladas ante cualquier problemática están impactando en los mismos, previniendo consecuencias indeseadas en productos pensados para un uso alimenticio.

Para los especialistas, esta sería una aplicación de gran utilidad considerando que los inconvenientes ligados al cambio climático, la creciente contaminación ambiental e industrial y otros aspectos han incrementado considerablemente los problemas de salud en los cultivos, afectando en consecuencia a la seguridad alimentaria.

 

Las plantas y la humanidad

Gracias a las plantas los seres humanos aprendimos a ser sedentarios, ya que con ello sembramos, cosechamos y por lo tanto, nos alimentamos y existimos. La historia es testigo de la relación estrecha entre las plantas y las personas; y aunque en pleno siglo XXI estamos siendo parte de la era de la computación i tecnología industrial, nos damos cuenta que hablar de las plantas no es del pasado o algún tema relacionado a la botánica o de la poesía. Al contrario, estamos conscientes de que nuestro vínculo con las plantas deberá ser más importante que en décadas pasadas. Porque estas Investigaciones Científicas son apenas el comienzo de una nueva era encaminada a la tecnología y el humanismo de nuestro siglo.

“Para comprender el significado del afecto
podríamos comenzar con el cuidado de una planta””

Aldo Mendoza Parra, 2021.

 

 

 

Fuentes de consulta:

https://tendencias21.levante-emv.com/una-nueva-tecnologia-se-comunica-con-las-plantas-y-les-da-ordenes.html

https://www.ticbeat.com/innovacion/crean-en-singapur-una-herramienta-para-hablar-con-las-plantas-y-asi-es-como-funciona/

https://www.youtube.com/watch?v=uky40A2z-ws&feature=emb_title

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
Calidad UO