La relación del aprendiente y su entorno

Home > Blog > La relación del aprendiente y su entorno
estudiante y su entorno

Encontrando la Relación: Aprendiente – Entorno

Encontrar las variables que relacionan el concepto de aprendizaje y entorno es una tarea sumamente compleja y motivante. El desarrollo del ser humano es una constante búsqueda desde muchos ángulos: biológicos, emocionales, económicos, sociales, ambientales, entre otros.

El tema aquí se centra en el complejísimo proceso de la trasmisión de conocimientos y la aplicación de éstos en la vida de cada aprendiente no solo en un espacio formativo donde físicamente convive con el docente y los compañeros sino también desde otras maneras de aprendizaje que pudieran darse.

La primera relación del ser humano con su entorno se centra en la familia, que es la mayor relación de afecto y amor que una persona puede tener. Se menciona que existe una estrecha relación armoniosa en la mayoría de las veces entre el aprendiente y el docente si se trae un bagaje amoroso en ambos, de su entorno familiar. 

Tomando en cuenta el tema en cuestión y haciendo la trazabilidad con  la educación ambiental (E.A.) podemos leer en publicaciones, por ejemplo, la siguiente “...se hace necesario ahondar y debatir las diversas lagunas y conflictos que impiden, de momento, un suelo más firme y estable que permita a la E.A. evolucionar y despegar del estancamiento en que se encuentra. No se puede estar permanentemente en los prolegómenos, iniciando proyectos que nunca cuajan en acciones sostenidas y que siempre tropiezan con las mismas 'piedras' metodológicas y conceptuales" (pp. 61-62).” (García, 2002); se puede afirmar con mucha probabilidad de acertar que el segundo concepto que una persona tiene siempre presente es el amor a su tierra, a su barrio, a su calle, a sus amigos, a sus primeros años de la infancia.

Y en tercer lugar el recuerdo de los profesores que le dejaron huellas indelebles de su paso por los espacios formativos  del colegio.

Si estas tres cuestiones confluyen en el estudiante, seguramente que éste será, sin duda, respetuoso de las leyes de convivencias, tolerante con las ideas de los demás, empático con sus compañeros de colegio, de equipos de estudio, o de su ambiente de trabajo. 

Desde los años 50’s las instituciones educativas han visto cambios significativos de paradigmas debido a los cuestionamientos que filósofos, psicólogos, pedagogos, médicos, entre otros, que han hecho. La mayoría concuerda que estamos en un punto crucial. 

“Todos los días podemos leer en los periódicos acerca de los números de manifestaciones de esta crisis. Nos enfrentamos a una inflación galopante y un alto índice de paro, a una crisis energética, a una crisis de la asistencia médica, a la contaminación y otros desastres ambientales, a una creciente oleada de violencia y criminalidad” (Capra, 1998, pág. 17).

Si se compara lo escrito por este autor, a 22 años de distancia esa crisis se ha controlado en algunos casos, pero se ha acrecentado en otros. Acerca del tema, el proceso de aprendizaje ha cambiado debido al acceso de nuevas tecnologías aplicadas a este proceso. Softwares que ahorran tiempo y esfuerzos en el aprendizaje de las matemáticas, por ejemplo, o los simuladores aplicados a la química, pero que sin una base sólida de conceptos, son herramientas inútiles.

Quizá la crisis principal sea en estos momentos, el grado de deshumanización que se ha alcanzado con estas nuevas tecnologías. Esa crisis puede ser grave debido a que la interacción personal se elimina prácticamente, las escalas de aprendizaje distan mucho que vaya a la par con las calificaciones asentadas o los grados cursados.

El entorno, ya sea familiar, social de esparcimiento e incluso en su movilidad se ha convertido en muchos casos demasiado complicado para el aprendiente.

La invasión de sus espacios que solía frecuentar con plena libertad, se han vuelto zonas inseguras. Las tensiones se han dejado ver de manera más visible a través del comportamiento. 

El docente por su parte tiene un reto enorme. La falta de adaptación en ciertos casos lo hace vulnerable e inseguro debido a sus limitaciones con el uso de las nuevas tecnologías.

Por último, las instituciones también juegan un papel fundamental en esta ecuación. Propiciar la capacitación al docente en sus proyectos de trasmisión de conocimientos con el uso de éstas, disminuirá la brecha y les dará mayor seguridad en el espacio formativo o trasmitiendo los programas educativos desde cualquier lugar.

El Docente y su Sentido Humano

El cambio de paradigmas en el proceso enseñanza – aprendizaje hacia la humanización de la enseñanza llevando al aprendiente a vivir en el espacio formativo el conocimiento para la vida como le llamaba Paulo Freire, es en este momento una necesidad y una demanda.

La manera de usar ese conocimiento por parte del aprendiente en su actuación posterior es de cierta manera el resultado de los procesos dentro de las instituciones educativas. 

La trazabilidad de su desempeño como egresado, en el mundo laboral debe ser parte de los programas institucionales a fin de asegurar la calidad del proceso en las aulas y seguramente oportunidad de correcciones a desviaciones en los objetivos y metas de los programas y planes de estudios. 

Humanizar el proceso enseñanza – aprendizaje se concibe hoy día como una de las prioridades de la educación en cualquier punto del planeta.  

Volver al punto de inicio como menciona Capra (op. Cit.), tanto en la medicina, en las relaciones laborales, en el espacio formativo, desde cualquier lugar donde se imparta una clase etc., es reconocer que el ser humano es un diamante y requiere ser tratado con un cuidado extremo para que brille intensamente. El aprendiente enfrenta un desafío en la adaptación de su entorno. Los docentes tenemos un gran compromiso… 

¿Cómo mantener ese cuidado en tiempos de cambios? 

Docente: Mtra. Patricia Santiago Nestoso

Bibliografía

Capra, F. (1998). El Punto Crucial: Ciencia, Sociedad y Cultura. Buenos Aires Argentina: Editorial Troquel SA. Recuperado el 16 de 04 de 2020

García, J. E. (2002). Los Problemas de la Educación Ambiental:¿Es Posible una Educación Ambiental Integral? Investigación de la Escuela, 3.

 

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
Calidad UO