La educación en tiempos de covid- 19

Home > Blog > La educación en tiempos de covid- 19

La pandemia fue originada en la ciudad de Wuhan, China en diciembre de 2019.

 Provocada por un tipo de coronavirus que hasta el momento del brote era desconocido, tanto el virus como la enfermedad que provocaba, así como los síntomas que podía llegar a presentar una persona infectada (COVID-19); ha hecho que muchos países, como medida de prevención para disminuir el contagio y muertes, pusieran a la población en un confinamiento, lo que provocó cierres de todos los sectores y negocios considerados como no esenciales.

El cierre de las escuelas en México y diferentes partes del mundo, condujo a la necesidad de implementar diferentes estrategias; como el uso de las diferentes tecnologías para compensar las clases y seguir brindando educación.

En un intento por seguir con la educación; una de las estrategias implementadas por la gran mayoría de las universidades, tanto públicas como privadas, fue la migración de clases presenciales a clases en línea y el uso de entornos virtuales para seguir en marcha con los planes de estudios.

Pero esto solo puso en mayor evidencia la desigualdad educativa que existe entre ambas clases alta y media, media y baja; si bien parece ser una buena estrategia para el continuo aprendizaje, la gran brecha digital que existe en México se ha hecho más evidente. El término brecha digital fue acuñado por el Departamento de comercio de Estados Unidos, en los años noventa, para referirse a la desigualdad en el acceso a las TIC.

 

En México, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad de Tecnologías de Información en hogares del Instituto Nacional de Estadística y Geografía  (INEGI 2018), más de la mitad de los hogares en el país no disponen de conexión a internet (53%) y solo el 45.6% cuentan con computadora, y el 73.6% es usuario de telefonía móvil. Aunado a esta gran desventaja tecnológica, en zonas rurales este número disminuye todavía más. Por si fuera poco, estas desigualdades también se ven por estados de la república, no es lo mismo en Sonora, Nuevo León, Coahuila donde más del 80% de la población tiene acceso a internet,  a los estados de Oaxaca o Chiapas donde apenas  la mitad cuenta con el servicio.

Como se mencionó anteriormente, también hay grandes diferencias según la clase social a la que pertenecemos: los alumnos de escuelas privadas podrían tener  mayores posibilidades de acceder a clases en línea que alumnos de escuelas públicas y así podrían seguirse sumando diversos ejemplos y factores de la brecha digital tan evidente en México.

Si queremos que la educación en nuestro país sea de mayor acceso a la población, urge encontrar soluciones que nos ayuden a reducir la brecha existente. El programa federal de becas para jóvenes construyendo el futuro, que ha donado computadoras y celulares inteligentes a estudiantes de algunas universidades públicas, ha sido una estrategia emergente. Pero estos solo llegan a una pequeña parte de la población.

 

Aún queda mucho trabajo por hacer en diferentes aspectos; por ejemplo, la manera de evaluación (ya que no puede ser igual para el que tiene acceso a internet, que el que no cuenta con los medios); la capacitación docente en estos entornos virtuales, para así poder asegurar una educación de calidad necesaria en estos días.

Sin embargo, las crisis no deben ser completamente malas, ya que es en estos momentos de incertidumbre en el que el ser humano se reinventa y se sobrepone a la adversidad, desarrollando estrategias para cubrir cada una de las aristas que surgen; es un trabajo arduo, continuo y en definitiva nada fácil; pero se está haciendo y se han logrado resultados muy buenos.

 

La calidad educativa habrá de poner mayor observación en dirigirse a la educación para el desarrollo sostenible, los alumnos (y la sociedad) comprenderían que la salud de la humanidad depende del bienestar de la naturaleza. Pero esto será otro tema a hablar, por último concluyo con esto: “Debemos estar listos tanto para combatir la crisis climática como el COVID -19 (y las que puedan llegar a surgir), y esto no puede llevarse a cabo sin repensar el aprendizaje”.

 

Fuentes de consulta:

¿Cómo estás aprendiendo durante la pandemia de COVID-19? (2020, 12 junio). UNESCO. https://es.unesco.org/covid19/educationresponse

Educación y pandemia. Una visión académica. (2020, 25 mayo). IISUE. http://www.iisue.unam.mx/nosotros/covid/educacion-y-pandemia

Guadalajara, C. (2020, 24 abril). La educación en tiempos de pandemia ¿Un problema para México? Univa. https://www.univa.mx/blog/la-educacion-en-tiempos-de-pandemia-un-problema-para-mexico/

Martínez Domínguez, M. (2018). Access and use of information and communication technologies in mexico: determining factors. PAAKAT: Revista de Tecnología y Sociedad, 8(14), 1-18. https://doi.org/10.32870/pk.a8n14.316

Reconstruir mejor: tras el COVID-19, la educación debe cambiar para responder a la crisis climática. (2020, 26 junio). UNESCO. https://es.unesco.org/news/reconstruir-mejor-covid-19-educacion-debe-cambiar-responder-crisis-climatica

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
Calidad UO